viernes, 30 de septiembre de 2011

Octubre

Fiestas del mes de octubre.

Enlaces con textos comentados de Benedicto XVI relativos a estas fiestas.

Mes del Santo Rosario

1. Santa Teresa del Niño Jesús
2. Santos Ángeles Custodios
3. San Francisco de Borja
4. San Francisco de Asís
6. San Bruno
7. Nuestra Señora la  Virgen del Rosario
9. San Dionisio, obispo y compañeros mártires
9. San Juan Leonardi
10. Santo Tomás de Villanueva
11. Santa Soledad Torres Acosta
12. Nuestra Señora del Pilar
14. San Calixto I
15. Santa Teresa de Jesús
16. Santa Eduvigis
16. Santa Margarita Maria de Alacoque
17. San Ignacio de Antioquía
18. San Lucas Evangelista
19. San Pedro de Alcántara
19. San Pablo de la Cruz
19. Santos Juan de Breveuf e Isaac Jogues
22. Beato Juan Pablo II
23. San Juan de Capistrano
24. San Antonio Maria Claret
28. San Simón y San Judas



30 de Septiembre. San Jerónimo

jueves, 29 de septiembre de 2011

Discurso a los seminaristas en Friburgo de Brisgovia (24 de septiembre de 2011)

Discurso - Encuentro con los seminaristas. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI responde a algunas cuestiones que los seminaristas habían planteado en la carta que les envió el 18 de octubre de 2010. Así explica, en primer lugar, que un seminario es "tiempo para ejercitarse; ciertamente, también para discernir y aprender". Después les hablará de vocación y fidelidad, junto a los medios para la perseverancia. Otra cuestión en la que les insiste es en el "tiempo de oración, de escucharle", de estar tiempo con El Señor, para que en la escucha de la Palabra de Dios "en ese ayer nosotros aprendamos el hoy". Y todo ello teniendo en cuenta que  "la fe forma parte el «tú» del prójimo, y forma parte de ella el «nosotros». Por último, les insistirá en la importancia del estudio y del estar al día en las cuestiones actuales porque "es importante estar informados, comprender, tener la mente abierta, aprender".

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Aniversario de la muerte de Juan Pablo I

Benedicto XVI recuerda a Juan Pablo I en el Ángelus del 28 de septiembre de 2008.
Reflexionando sobre estos textos bíblicos, he pensado inmediatamente en el Papa Juan Pablo I, de cuya muerte se celebra hoy el trigésimo aniversario. Eligió como lema episcopal el mismo de san Carlos Borromeo: Humilitas. Una sola palabra que sintetiza lo esencial de la vida cristiana e indica la virtud indispensable de quien, en la Iglesia, está llamado al servicio de la autoridad. En una de las cuatro audiencias generales que tuvo durante su brevísimo pontificado, dijo entre otras cosas, con el tono familiar que lo caracterizaba: "Me limito a recordaros una virtud muy querida del Señor, que dijo: "Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón"... Aun si habéis hecho cosas grandes, decid: siervos inútiles somos". Y agregó: "En cambio la tendencia de todos nosotros es más bien lo contrario: ponerse en primera fila" (Audiencia general, 6 de septiembre de 1978: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 10 de septiembre de 1978, p. 11). La humildad puede considerarse como su testamento espiritual. 
Precisamente gracias a esta virtud, bastaron treinta y tres días para que el Papa Luciani entrara en el corazón de la gente. En sus discursos ponía ejemplos tomados de hechos de la vida concreta, de sus recuerdos de familia y de la sabiduría popular. Su sencillez transmitía una enseñanza sólida y rica, que, gracias al don de una memoria excepcional y una vasta cultura, adornaba con numerosas citas de escritores eclesiásticos y profanos. Así, fue un catequista incomparable, siguiendo las huellas de san Pío X, su paisano y predecesor, primero en la cátedra de san Marcos y después en la de san Pedro. "Tenemos que sentirnos pequeños ante Dios", dijo en esa misma audiencia. Y añadió: "No me avergüenzo de sentirme como un niño ante su madre; a la madre se le cree; yo creo al Señor y creo lo que él me ha revelado" (ib., p. 4). Estas palabras muestran toda la grandeza de su fe. A la vez que damos gracias a Dios por haberlo dado a la Iglesia y al mundo, atesoremos su ejemplo, comprometiéndonos a cultivar su misma humildad, que lo capacitó para hablar con todos, especialmente con los pequeños y con los así llamados lejanos. Con este fin, invoquemos a María santísima, humilde Esclava del Señor.

martes, 27 de septiembre de 2011

27 de septiembre. San Vicente de Paúl

Textos de Benedicto XVI relacionados con San Vicente de Paúl.


lunes, 26 de septiembre de 2011

Domingo XXVI Semana Tiempo Ordinario (Ciclo A)

Textos de Benedicto XVI referidos a este Domingo:

Mt 21, 28-32: Parábola de los dos hijos que van a trabajar en la viña.

Discurso en la ceremonia de despedida del Viaje Apostólico en Alemania (25 de septiembre de 2011)

Discurso - Ceremonia de despedida en el aeropuerto de Lah. Viaje Apostólico a Alemania. 

En el último discurso Apostólico a Alemania, Benedicto XVI se ha mostrado agradecido por todos los encuentros que ha tenidos. Anima "a la Iglesia en Alemania a seguir con fuerza y confianza el camino de la fe, que hace volver a las personas a las raíces, al núcleo esencial de la Buena Noticia de Cristo". Concluye con el lema de este viaje: "Donde está Dios, allí hay futuro. Donde Dios está presente, allí hay esperanza y allí se abren nuevas prospectivas y con frecuencia insospechadas, que van más allá del hoy y de las cosas efímeras".

Discurso en el Konzerthaus a los católicos comprometidos (Friburgo, 25 de septiembre de 2011)

Discurso - Encuentro con católicos comprometidos en la Iglesia y en la sociedad en el Konzerthaus de Friburgo de Brisgovia. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011) 

Ante la disminución de la práctica religiosa, Benedicto XVI se pregunta si deben cambiarse la estructuras de la Iglesia, pero esta no es la solución sino siguiendo lo que dijo la Madre Teresa el cambio debe comenzar por cada uno de nosotros: "cada cristiano y la comunidad de los creyentes están llamados a una conversión continua". Para obrar este cambio, "la Iglesia debe abrirse una y otra vez a las preocupaciones del mundo y dedicarse a ellas sin reservas, para continuar y hacer presente el intercambio sagrado que comenzó con la Encarnación". No se trata de hallar tácticas nuevas sino de despojarse de lo mundando y una vez "liberada de su fardo material y político, la Iglesia puede dedicarse mejor y verdaderamente cristiana al mundo entero, puede verdaderamente estar abierta al mundo".

La fe cristiana debe transmitir el escándalo de que Jesucristo, Dios hecho hombre, haya muerto por nosotros en una cruz. Y no verse ensombrecida por los dolorosos escándalos de algunos anunciadores del Evangelio. Por ello, "una Iglesia aligerada de los elementos mundanos es capaz de comunicar a los hombres –tanto a los que sufren como a los que los ayudan– precisamente en el ámbito social y caritativo, la fuerza vital especial de la fe cristiana". Las obras caritativas son necesaria pero tiendo en cuenta que "sólo la profunda relación con Dios hace posible una plena atención al hombre, del mismo modo que sin una atención al prójimo se empobrece la relación con Dios".


domingo, 25 de septiembre de 2011

Ángelus (Friburgo, 25 de septiembre de 2011)

Ángelus - Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI comenta la la plegaria del rezo de ángelus que "nos recuerda siempre el comienzo histórico de nuestra salvación". Gracias a este rezo, tradicional en la Iglesia, nos "podemos unirnos al "sí" de María y adherirnos con confianza a la belleza del plan de Dios y de la providencia que Él, en su gracia, nos ha reservado".

Homilía en en el aeropuerto turístico de Friburgo de Brisgovia (25 de septiembre de 2011)

Homilía - Santa Misa en el aeropuerto de Friburgo. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de Septiembre de 2011)

El punto de partida de la homilía del Santo Padre es la crisis de fe que sufrió el pueblo hebreo en el exilio ha Babilonia, esto le de pie a preguntarse: "¿Por qué sobrevino esta calamidad? ¿Acaso Dios no era verdaderamente poderoso?". La respuesta está en el don de la libertad. "Para que el poder de su misericordia pueda alcanzar nuestros corazones, es necesario que nos abramos a Él, que estemos dispuestos a abandonar el mal, a superar la indiferencia y a dar cabida a su Palabra. Dios respeta nuestra libertad. No nos coacciona".

Posteriormente comenta "la parábola de los dos hijos enviados por el padre a trabajar en la viña", en la que analiza la actitud de los hijos. El mensaje "es claro: no cuentan las palabras, sino las obras, los hechos de conversión y de fe". La postura de los publicanos y las prostitutas las identifica con "los agnósticos que no encuentran la paz por la cuestión de Dios" que están más cercanos que aquellos que viven con rutina su fe y que no renuevan su conversión. Sin embargo, "la renovación de la Iglesia puede llevarse a cabo solamente mediante la disponibilidad a la conversión y una fe renovada". Y por supuesto, "la vida cristiana debe medirse continuamente con Cristo". Para ello, se debe vivir unidos y con espíritu humilde: "las personas humildes tienen los pies en la tierra. Pero, sobre todo, escuchan a Cristo, la Palabra de Dios, que renueva sin cesar a la Iglesia y a cada uno de sus miembros".
  

Vigilia de Oración con los jóvenes en la Feria de Friburgo de Brisgovia (24 de septiembre de 2011)

Vigilia Oración - Con los jóvenes. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI comenzó sus palabras hablando de la Vigilia Pascual, la más importante que la Iglesia celebra. La luz que se enciende en el cirio recuerda las palabras de Cristo: "Yo soy la luz del mundo" (Jn 8,12). Y a la que también dijo a sus discípulos "Vosotros sois la luz del mundo" (Mt 5,14). Con esta figura de la luz recuerda en los jóvenes que en el mundo se encuentran con mucha oscuridad, sufrimientos y dificultades, incluso en su propia vida. Sin embargo, San Pablo en sus cartas llama "santos" a los miembros de las comunidades locales. Los santos son imitables, no son las caricaturas que muchos han hechos de ellos, sino que también han pecado como nos pasa a nosotros porque a "Cristo no se interesa tanto por las veces que flaqueamos o caemos en la vida, sino por las veces que nosotros, con su ayuda, nos levantamos". Por lo que, prosigue el Papa diciendo a los jóvenes, "vosotros sois cristianos, no porque hacéis cosas especiales y extraordinarias, sino porque Él, Cristo, es vuestra, nuestra vida. Vosotros sois santos, nosotros somos santos, si dejamos que su gracia actúe en nosotros."

Al final de su discurso anima a los jóvenes a "permitid que Cristo arda en vosotros, aun cuando ello comporte a veces sacrificio y renuncia" siendo valientes y teniendo "la osadía de ser santos brillantes, en cuyos ojos y corazones resplandezca el amor de Cristo, llevando así la luz al mundo".

sábado, 24 de septiembre de 2011

Discurso al Comité de Católicos Alemanes (Friburgo, 24 de septiembre de 2011)

Discurso - Encuentro con el Consejo del Comité Central de los católicos alemanes (ZDK) en la Hörsaal del Seminario de Friburgo de Brisgovia. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI advierte del peligro que supone el relativismo, que nos conduce a un individualismo en el que se pierden los valores. Por esto "muchos carecen de la experiencia de la bondad de Dios". Se debe proceder a una nueva evangelización, pero no solo se trata de hacer estructuras superficiales en la Iglesia sino que "la verdadera crisis de la Iglesia en el mundo occidental es una crisis de fe. Si no llegamos a una verdadera renovación en la fe, toda reforma estructural será ineficaz". Por ello hace un llamamiento a todos los católicos para realizar una nueva evangelización desde el propio ambiente sin perder "la relación con la sabia vital de la Eucaristía, porque sin Cristo no podemos hacer nada".

Discurso a los representantes Ortodoxos y de las Iglesias Orientales (Friburgo, 24 de septiembre de 2011)

Discurso - Encuentro con representantes de las Iglesias ortodoxas en la Hörsaal del Seminario de Friburgo de Brisgovia. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011).

Es muy poco lo que separa teológicamente a católicos y ortodoxos. El Papa insiste en "continuar nuestros esfuerzos de diálogo en la cuestión del primado, para su justa comprensión". Poniendo como modelo lo indicado por el beato Juan Pablo II en su encíclica Ut Unum Sint. 

Todos los cristianos deben estar unidos en defender la dignidad humana desde el nacimiento hasta la muerte. Este compromiso común "ofrece una contribución valiosa a la edificación de una sociedad con futuro, en la cual se dé el debido respeto a la persona humana".

Homilía en la Domplatz (Erfurt, 24 de septiembre de 2011)

Homilía - Santa Misa en la Domplatz. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre)

Benedicto XVI vuelve a repetir el mensaje de este Viaje Apostólico: "dónde está a Dios, allí hay futuro". Destaca la figura de varios santos que han influido directamente en Erfurt: Santa Isabel de Hungría, San Bonifacio y San Kilian. Estos santos tienen en común que "nos muestran que es posible y bueno vivir de manera radical la relación con Dios, poner a Dios en primer lugar y no como una realidad más entre otras". Ahora bien, esto santos no actuaban solos, en su propio nombre ya que "la fe es siempre, y esencialmente, un creer junto con otros" y "este "con", sin el cual no es posible una fe personal, es la Iglesia".  

Hay muchas personas que han influido en la sociedad pero también "los santos, aunque sólo sean pocos, también cambian el mundo". Por lo tanto al igual que ellos "no queremos escondernos en una fe solamente privada, sino que queremos usar de manera responsable la libertad lograda". Y siguiendo el ejemplo de los santos "queremos salir como cristianos al encuentro de nuestros conciudadanos, e invitarlos a descubrir con nosotros la plenitud de la Buena Nueva".

viernes, 23 de septiembre de 2011

Vísperas en el Santuario de la Virgen de Etzelsbach (23 de septiembre de 2011)

Homilía - Vísperas marianas en la Wallfahrtskapelle. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Observando la imagen de Nuestra Señora de Etzelsbach, Benedicto XVI reflexiona sobre la devoción mariana que "se concentra en la contemplación de la relación entre la Madre y su divino Hijo". Desde el momento que Jesús nos dio a María como Madre Nuestra: "intercede por nosotros ante su Hijo y nos comunica la fuerza del amor divino". Pero nos podemos preguntar: ¿qué quiere decirnos verdaderamente María cuando nos salva del peligro? Quiere ayudarnos a comprender la amplitud y profundidad de nuestra vocación cristiana. Gracias a Ella que nos lleva a Cristo se puede decir que "donde está Dios, allí hay futuro".

Homilía en la celebración ecuménica con los Evangélicos (Erfurt, 23 de Septiembre de 2011)

Homilía - Celebración ecuménica en la iglesia del antiguo convento de los agustinos. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

En un contexto ecuménico, entre luteranos y católicos, Benedicto XVI ha destacado que la unidad fundamental consiste en la fe en el Dios trinitario y en la Revelación a través del Verbo Encarnado. En un mundo que tiene necesidad de Dios "nuestro primer servicio ecuménico debe ser el testimoniar juntos la presencia del Dios vivo y dar así al mundo la respuesta que necesita". Además como cristianos "debemos defender la dignidad inviolable del ser humano, desde la concepción hasta la muerte, desde las cuestiones de la diagnosis previa a su implantación hasta la eutanasia".  Para ello ha remarcado que "la caridad cristiana exige hoy también nuestro compromiso por la justicia en el mundo entero".

Finalmente ha vuelto a insistir en profundizar más en lo que nos une que en lo que nos separa, así "la unidad no crece mediante la ponderación de ventajas y desventajas, sino profundizando cada vez más en la fe mediante el pensamiento y la vida".

Discurso en el Agustinekloster con los representántes del Consejo de la Iglesia Evangélica Alemana (Erfurt, 23 de septiembre de 2011)

Discurso - Encuentro con los representates de la comunidad evangélica. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25  de septiembre de 2011)

Benedicto XVI recuerda la figura de Lutero y reflexiona sobre la pregunta que se hizo: "¿Cómo puedo tener un Dios misericordioso?". En el mundo en que vivimos son pocos los que se plantean esta cuestión, piensan en un Dios generoso al final de la vida que "no tendrá en cuenta nuestras faltas". Pero concluye "no, el mal no es una nimiedad"

Prosigue comentando que luteranos y católicos coincidimos en que "Jesucristo sea el centro de nuestra espiritualidad y que su amor, la intimidad con Él, oriente nuestra vida".  

Una vez visto los puntos en que coincidimos entra en la raíz de la cuestión ecuménica: "pero, ¿qué tiene esto que ver con nuestra situación ecuménica?". Por un lado, "no perdamos casi inadvertidamente las grandes cosas que tenemos en común" y, por otro lado, "una fe pensada y vivida de un modo nuevo, mediante la cual Cristo, y con Él, el Dios viviente, entre en nuestro mundo".

Discurso a los representates de las comunidades musulmanes (Berlín, 23 de septiembre de 2011)

Discurso - Salón de recepciones de la Nunciatura Apostólica de Berlín. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI destaca la importancia de que todos los ciudadanos, independientemente de su religión,  respecten la Ley Fundamental de Alemania donde "en el terreno común se halló en el reconocimiento de algunos derechos inalienables, propios de la naturaleza humana y que preceden a cualquier formulación positiva". Invita a un diálogo entre cristianos y musulmanes basado en el "consenso de los valores éticos fundamentales" como, por ejemplo, el valor de la familia y el respeto a la vida. Un punto de encuentro será la próxima "Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia del mundo" que tendrá lugar el 27 de octubre en Asís.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Homilía en el Olympiastadion de Berlín (22 de septiembre)

Homilía - Santa Misa en Berlín. Viaje Apostólico a Alemania (22-25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI comentando la parábola de la vid explica la importancia de permanecer en la Iglesia, y el verdadero significado que tiene esta. "Permanecer en Cristo significa permanecer en la Iglesia". A pesar de todas las dificultades: "quien cree en Cristo, tiene futuro".

Discurso ante el Bundestag (Berlín, 22 de septiembre de 2011)


Discurso - Ante el Parlamento Alemán. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI ante el Bundestag propone unas "consideraciones sobre los fundamentos del estado liberal de derecho". Comenzando con la figura bíblica del rey Salomón, cuando pide al Señor distinguir el bien y el mal, señala que así debe ser la política. Se pregunta: ¿cómo reconocer lo que es justo?, a partir de aquí hará una reflexión partiendo de los griegos clásicos hasta la  Declaración de Derechos Humanos, y como tras la segunda mitad del siglo XX la Iglesia se queda prácticamente sola en la defensa del derecho natural, de la dignidad humana. Apela a un diálogo sobre este tema, que no se vea todo desde el punto de vista positivo al igual que se hizo con la ecología.

Discurso a los representantes de la comunidad judía (Berlín, 22 de septiembre de 2011)


Discurso - Reichstag de Berlín. Viaje Apostólico a Alemania (22 - 25 de septiembre)

Benedicto XVI recuerda las atrocidades que se realizaron en la Alemania nazi contra los judíos. Remarcando que el rechazo de Dios conlleva a que: "se pierde también el respeto de la dignidad del hombre". Las relaciones entre la Iglesia católica y la comunidad judía han mejorado: "Para los cristianos, no puede haber una fractura en el evento salvífico. La salvación viene, precisamente, de los Judíos". Aunque el mensaje de esperanza se haya asimilado de forma distinta "este diálogo debe reforzar la común esperanza en Dios. Sin esa esperanza la sociedad pierde su humanidad".

La parábola del sembrador (Mt 13, 1-23)

Ángelus (extracto) - 10 de julio de 2011

Discurso del Papa en el Palacio de Bellevue (Berlín, 22 de septiembre de 2011)

Discurso - Ceremonia de bienvenida en el Castillo de Bellevue en el Viaje Apostólica (22-25 de septiembre de 2011)

Benedicto XVI ha pronunciado su discurso de bienvenida en presencia del Presidente Federal de Alemania, Christian Wulff, y por la Canciller Angela Merkel, y otras autoridades civiles y religiosas.

Ideas del discurso: El motivo de su viaje es hablar de Dios a la gente. Destaca que "la religión es una cuestión fundamental para una convivencia lograda". Para que haya libertad es necesario que exista una referencia a una instancia superior y además: "la libertad no se puede vivir sin relaciones", esto incluye que "no es posible la libertad sin la solidaridad".

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Discurso al Instituto Litúrgico Pontificio San Anselmo (6 de mayo de 2011)

Discurso - Sobre el verdadero sentido de la Liturgia

Benedicto XVI explica el verdadero sentido del movimiento litúrgico surgido antes del Concilio Vaticano II. Con la reforma litúrgica propuesta tras el Concilio se buscaba favorecer una participación más activa de los fieles que "no tenía como finalidad principal cambiar los ritos y los textos, sino más bien renovar la mentalidad y poner en el centro de la vida cristiana y de la pastoral la celebración del misterio pascual de Cristo".


martes, 20 de septiembre de 2011

Programa completo del viaje de Benedicto XVI a Alemania (22-25 de septiembre)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Homilía - Santa Misa para la clausura del XXV Congreso Eucarístico Nacional italiano (Visita Pastoral a Ancona, 11 de septiembre de 2011)

Verdad, anuncio y autencidad de vida en la era digital

Mensaje XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2011 - Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital

domingo, 18 de septiembre de 2011

Ángelus, 18 de septiembre de 2011

Ángelus - Domingo, XXV Semana del Tiempo Ordinario


Ángelus, 21 de septiembre de 2008

Ángelus - Domingo, XXV Semana del Tiempo Ordinario


Domingo XXV Semana Tiempo Ordinario (Ciclo A)

viernes, 16 de septiembre de 2011

16 de septiembre. San Cipriano (obispo y mártir)

Catequesis de Benedicto XVI sobre San Cipriano en el ciclo de audiencias dedicada a los Padres de la Iglesia:

Catequesis sobre San Cipriano (6.VI.07)

jueves, 15 de septiembre de 2011

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?. Salmo 22 (Miércoles, 14 de septiembre de 2011)

Audiencia - Catequesis sobre la Oración

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Encuentro con las familias y con los sacerdotes en la catedral de San Ciriaco (Ancona, 11 de septiembre de 2011)

Discurso - Visita pastoral a Ancona para la clausura del XXV Congreso Eucarístico Nacional (11 de septiembre de 2011)

martes, 13 de septiembre de 2011

Discurso del Papa a jóvenes parejas de novios (Ancona, 11 de septiembre de 2011)

Discurso - Viaje Pastoral Ancona por la conclusión del XXV Congreso Eucarístico Nacional

lunes, 12 de septiembre de 2011

Orar con el Salmo 3 (7 de septiembre de 2011)

Audiencia - Catequesis sobre la "Escuela de Oración"

sábado, 10 de septiembre de 2011

Encuentro con el mundo de la cultura (Discurso de en la Universidad de Ratisbona, 12 de septiembre de 2006)

Discurso - Viaje Apostólico a Munich, Altöting y Ratisbona (9 - 14 de septiembre de 2006)

martes, 6 de septiembre de 2011

Entrevista a Benedicto XVI por la RAI en "A su imágenes preguntas sobre Jesús"


Discurso a la comunidad de la Universidad Católica del Sagrado Corazón (21 de mayo de 2011)


El papel de los sacramentos (10.XII.08)


Arte y Oración (31 de agosto de 2011)


lunes, 5 de septiembre de 2011

sábado, 3 de septiembre de 2011

Método histórico-critico explicado en el prólogo del libro Jesús de Nazaret


viernes, 2 de septiembre de 2011

3 de Septiembre. San Gregorio Magno

Septiembre - Año Litúrgico



Respuestas a algunas preguntas acerca de ciertos aspectos de la doctrina sobre la Iglesia


jueves, 1 de septiembre de 2011

La meditación: el modelo de María (17 de agosto de 2011)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...